Header Ads

Voluntarios de la UC finalizaron trabajos de invierno en Collipulli.

Los estudiantes de la Pontificia universidad Católica (PUC) y de otras universidades, que arribaron el viernes 11 de julio a Collipulli, realizaron una serie de trabajos que beneficiaron a familias en situación de vulnerabilidad de nuestra comuna.

El pasado domingo los más de 115 estudiantes, pertenecientes al programa Trabajos de Invierno del Centro de Alumnos de Ingeniería (CAI), de la Pontificia Universidad Católica de Chile, finalizaron una serie de trabajos en los sectores rurales de Maica, Caillín y Pichicallin, ello en el marco de un convenio de cooperación firmado entre el CAI y el municipio local.

A pesar de la lluvia que por varios días acompaño su trabajo, los estudiantes de la PUC y de otras universidades, que arribaron el viernes 11 de julio a Collipulli, realizaron una serie de trabajos que beneficiaron a familias en situación de vulnerabilidad de nuestra comuna.

Es importante señalar que este fue el tercer año consecutivo que en la comuna el programa de Trabajos CAI desarrolló labores en diversos sectores rurales. Además las familias que fueron beneficiadas con estos trabajos han pasado por un proceso de selección que estuvo a cargo Unidad de Desarrollo Económico Local del municipio.

LOS TRABAJOS
Este año, el grupo de voluntarios trabajó en lo sectores rurales de Maica, Caillín y Pichicallin. Entre las obras que desarrollaron está la construcción de dos casas de 22 metros cuadrados, chancheras, gallineros, invernaderos y hornos de barro. Con ello se pretendió no solo proporcionar viviendas a personas en situación de vulnerabilidad, sino que también ayudarles a emprender con pequeños negocios.

Al respecto Gonzalo Suazo, uno de los encargados del grupo señaló que “hoy en día ha evolucionado un poco el proyecto, puesto que ya no solo construimos casas, sino que también gallineros, invernaderos, chancheras y hornos de barro, entendiendo que esto al final es una herramienta para la superación de la pobreza, ya que no basta simplemente con entregar casas sino tienen las herramientas después para generar ingresos permanentes que les puedan permitir sustentarse durante un tiempo”.

Gracias al convenio firmado, casi todos los materiales necesarios para las obras fueron proporcionados por el programa de Trabajos CAI, dejando los materiales menores a cargo del municipio además de proporcionar el alojamiento para los voluntarios.



No hay comentarios