Header Ads

Gobierno responde a Huenchumilla y condiciona diálogo con comunidades a que no promuevan la violencia

Una respuesta en bloque desde el Gobierno generó el diagnóstico sobre el conflicto mapuche expresado por el senador DC Francisco Huenchumilla, en entrevista con "El Mercurio".

El parlamentario señaló que el Plan Araucanía -que contempla iniciativas de fomento productivo y proyectos de ley para reformar la institucionalidad indígena- "fracasó" producto de la crisis en la zona por la muerte del comunero Camilo Catrillanca en un operativo policial, y que tras ello "no es posible replicar lo de Alfredo Moreno", en alusión al ministro de Desarrollo Social, quien lidera la iniciativa.

El senador explicó que tras ese hecho "se formó en Ercilla y (la comunidad de) Temucuicui un grupo de dirigentes con cierta capacidad política, con mucha representatividad", y que de cara a retomar su agenda indígena "el Gobierno debería dialogar con ese grupo". La misma solicitud había sido efectuada a Atton por Huenchumilla y su par PPD Jaime Quintana, en una cena el viernes por la noche.

Así, tanto Atton como Moreno contestaron ayer al senador. "Son los mismos dirigentes con los que el ministro Moreno ha conversado; él se reunió con Marcelo Catrillanca -padre de Camilo-, que sería a lo mejor un nuevo líder".

"Nunca han estado descartados -prosiguió Atton-, porque el Presidente Piñera dijo que debe haber un acuerdo con todos los actores. El ministro ha hecho contacto con las comunidades, se ha recogido la opinión, y siempre vamos a estar abiertos al diálogo (...) pero sí hay que tener cuidado con aquellos liderazgos que estén por la violencia".

Moreno añadió: "El Gobierno ha llamado al diálogo a todos, con la sola excepción de quienes privilegian la violencia, quienes se autoexcluyen. Son personas que creen que pueden imponer su opinión al resto, mientras el diálogo busca aprender, tomar las buenas ideas de otros y colaborar. El Gobierno está por el camino del diálogo".

El criterio del Ejecutivo fue apoyado por el senador RN José García Ruminot, quien explicó que "no se ha rechazado ni renunciado a la violencia", como ha pedido el Ejecutivo. En la misma línea se expresó el diputado de ese partido Jorge Rathgeb, quien de todas formas recordó que, cuando se desempeñó como gobernador en la zona, se reunió varias veces en reserva con el vocero de la Coordinadora Arauco-Malleco (CAM), Héctor Llaitul.

Rol de las policías

Huenchumilla también criticó el accionar en la zona de los últimos dos gobiernos. "Para el problema que demanda el pueblo mapuche, no hay diferencia entre Piñera y Bachelet", dijo, tildando las peticiones opositoras de renuncia al ministro Andrés Chadwick de "pelea de los partidos, que en su microclima andan buscando la coyuntura para pegarle, pero soslayan el problema de fondo".

De hecho, acusó que ha sido "un error de todos los gobiernos el haberle entregado a Carabineros la solución de un problema político" al dotarlos de más herramientas en la zona, en medio de "su peor crisis".

Moreno rebatió esos dichos, explicando que el gobernante "puso a La Araucanía como primera prioridad desde el principio, y luego de dialogar con todos los sectores propuso el contenido político, económico, cultural y legislativo para el Acuerdo Nacional", y recordando que Piñera tomó decisiones en Carabineros al modificar el alto mando, tras el caso Huracán. "Tal como lo reconoce Huenchumilla", culminó.

Más duro fue Atton: "No coincido en nada con el senador, porque el Presidente llamó a un acuerdo por la paz, y es un gran desafío unir detrás de ese objetivo. Se confunde el senador con lo que dice del problema policial: si dice que el terrorismo se combate solo con temas políticos, quiere decir que estamos permitiendo la impunidad, cuando la inmensa mayoría de la región dijo hace rato basta. Busquemos acuerdos, pero dentro de un Estado de Derecho".

Fuente: http://www.economiaynegocios.cl/noticias/noticias.asp?id=538200

No hay comentarios