Header Ads

Violencia rural en Biobío y La Araucanía golpea al turismo.

Gremios explican que los hechos tras la muerte de Camilo Catrillanca alejaron a los turistas. 

Cerca del 50% menos de reservas es lo que las cámaras de Comercio y de Turismo de las comunas de Cañete, en la Región del Biobío, y de Temuco, en la Región de La Araucanía, establecen para el primer mes de la temporada estival respecto de igual período del año pasado.

Luego de la muerte del comunero mapuche Camilo Catrillanca, el pasado 14 de noviembre, en medio de un operativo policial en Ercilla, diversos ataques incendiarios se registraron en la zona sur de la provincia de Arauco, los que tuvieron como objetivos establecimientos turísticos, como el complejo Quelén, en el lago Lleulleu.

Sumado a eso, las tomas de terrenos destinados al turismo en las zonas lacustres de la comuna de Cañete han afectado la confianza de los turistas, lo que se ha traducido en significativas bajas de visitantes.

El Ministerio Público del Biobío informó que en la fiscalía local de Cañete, que comprende las comunas de Cañete, Contulmo y Tirúa, durante el mes de enero se han registrado tres denuncias por usurpación de predios con destino turístico y otra denuncia por amenazas y daños en un cuarto predio.

El presidente del gremio turístico de Cañete, Carlos Silva, detalló que una reciente toma en el sector de Playa Blanca, a la orilla del lago Lanalhue, significó una pérdida de cerca de dos mil veraneantes, los que llegaban hasta el lugar a acampar. "A los turistas que estaban en el camping prácticamente los sacaron de la playa. Así nadie quiere ir a esos sitios", relató Silva.

La gobernadora de Arauco, María Bélgica Tripailaf, dijo conocer esta realidad y llamó a denunciar ante los organismos pertinentes este tipo de situaciones para poder tomar acciones al respecto. "Estamos pidiendo que ratifiquen las denuncias para poder, a través de los organismos policiales correspondientes, llevar a efecto los desalojos si es que son necesarios", detalló la gobernadora. También precisó que algunas comunidades mapuches de la zona hacen ocupación de los terrenos para cuidarlos de otros grupos de indígenas, mientras se gestionan los traspasos por parte de la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (Conadi).

Lo que se vive en la zona sur del Biobío es similar a lo que ocurre en la zona costera de la Región de La Araucanía, que cuenta con diversos atractivos naturales.

Gustavo Valenzuela, presidente de la Cámara de Comercio y Turismo de Temuco, califica esta temporada como una de las peores registradas en la última década, con una baja del 50% en las reservas y en visitantes.

"Este año para el turismo, creo yo, será una pérdida enorme, ya que nos queda de manifiesto que todos estos actos (violencia rural) que se hicieron en noviembre y diciembre fueron para evitar la llegada de turistas a la región. Lamentablemente, se cumplió lo que buscaban", detalló Valenzuela.

Junto a las millonarias pérdidas de bienes que han causado los ataques incendiarios en la zona, la Cámara de Comercio de Cañete ha cifrado daños a la empleabilidad que afectan a unas 1.200 personas ligadas al área turística y actividades recreativas, por lo que piden la intervención del Gobierno.

Como medida mitigadora, el gremio del Biobío viajó a Brasil para invitar a un grupo de empresarios turísticos y de otros gremios a que visiten la provincia y participen en la Feria Agrícola, Ganadera y Forestal (Fagaf), que comenzó ayer en Cañete. Mientras que en La Araucanía los empresarios han tomado acciones con mayor publicidad en medios de comunicación y promociones que superan el 20% de descuento en las reservas hoteleras.

No hay comentarios